"Nuestro último verano” - Sebastián García Mouret

Autora: Rocío Espinosa

“Nuestro último verano” es la primera novela de Sebastián García Mouret, un joven de 24 años conocido mundialmente por sus canales de Youtube, entre los cuales se encuentra “El coleccionista de mundos” donde se dedica a, justamente, reseñar libros.

Esta ópera prima nos presenta dos historias en paralelo, la de Marcos y la de Susana, que se irán a entrelazar cuando ambos, por azar o destino, pasen su último verano antes de la universidad en el camping de Loli.

Libro "Nuestro Último Verano"

El libro plantea una historia de personajes, donde la trama se ve atravesada por los conflictos internos, no solo de los protagonistas, sino también de los personajes secundarios, con un montón de preguntas, respuestas y situaciones donde cualquier adolescente se sentirá identificado. Todo ambientado en un camping a orillas de la playa, entre fogatas, mar, piscina, convivencia y el calor del verano

La trama es sencilla y fluida, con personajes salidos de la vida misma el autor logra pincelar temas como la homosexualidad, la gordura, el sexo y las drogas de una manera natural y sin que la historia se trate específicamente de ello. Sin embargo, en calidad literaria, la mayoría del tiempo deja que desear, con oraciones descriptivas innecesarias, ignorando el famoso “Show, don´t tell” (Muéstramelo, no me lo digas) y dejando una sensación que roza las novelas de Wattpad, si se es un lector o lectora experimentado a veces se vuelve difícil continuar la lectura sin romper el pacto de verosimilitud.

En cuanto a los personajes, Susana me resultó bastante interesante, una chica gorda y bisexual que debe enfrentarse a la vida adulta sin estar aún preparada para ello, y que conserva, como toda adolescente, una personalidad todavía teñida de infancia. Marcos, sin embargo, no me terminó de convencer, un chico dulce, amable y promedio, sin nada interesante que destacar. Aunque a estos protagonistas, se le suman una variedad de personajes secundarios que se ganaron mi corazón con creces, destacando a Diego, Alberto y, mi favorito, Jake, los amigos de Marcos, quienes presentan una personalidad bien construida, humana y maravillosamente fresca, cuya historia me resultó en muchos momentos más interesante que la de Susana y Marcos. Para ser una novela que en su mayoría es un romance, tiene un montón de personajes, por lo cual, el lector tiene una diversa selección de ellos dispuestos a robarse su corazón y que ayudan al autor a construir un ambiente costumbrista, de amistad, verano y juventud.

“Nuestro último verano” es una historia con potencial, ligera, fresca y con un reflejo fiel de la adolescencia, que, aunque no haya cumplido mis expectativas, me deja con ganas de conocer los siguientes trabajos del autor y ser testigo de su evolución literaria.

La recomendaría para lectores jóvenes, de entre 14 y 19 años, sobre todo para aquellos que no son asiduos lectores o que les cuestan los libros largos, o bien, para quienes, aun siendo lectores críticos, tengan ganas de meterse en una historia que los enganche, sin demasiada profundidad, pero que aun así logre ganarse un lugarcito en sus bibliotecas.

1 comentario

  • Excelente reseña desde una mirada crítica que denota su experiencia como lectora.

    Gabriela López

Dejar un comentario